Conozca a Vilmar: no todo el conocimiento proviene de la universidad

Para algunas personas, una escuela profesional de cuatro años podría ser el camino adecuado a seguir después de la escuela secundaria. Pero la verdad es que hay muchos "caminos correctos" que puede seguir, solo tiene que ser suficientemente inteligente como para encontrarlos. Por ejemplo, conozca a Vilmar Ramírez.

Vilmar es un hombre inteligente que obtuvo buenas calificaciones, pero una licenciatura de cuatro años no era lo que estaba buscando. Solo porque la escuela profesional no era para él, no significa que no le interesara aprender; quería comenzar una carrera para poder contribuir financieramente a su familia.

Como niño, creció ayudando a su padre a trabajar en autos en su cochera y su primera inclinación fue hacia la mecánica automotriz. De este modo, Vilmar aceptó un trabajo en un taller de reparación de automóviles.

Su destreza con los motores y su sólida ética de trabajo pronto le permitió ascender como mecánico automotor. Pero Vilmar quería más, quería un reto. Fue entonces cuando se enteró de que su distribuidor Cat® local necesitaba técnicos.

Eso fue hace muchos años. En la actualidad, Vilmar es técnico de nivel superior. Trabaja en cualquier cosa y en todo lo que se desplace en el agua, a veces viaja a lugares exóticos para atender a los clientes de Pantropic.

Cuando no está ocupado asistiendo a los clientes de Pantropic que navegan en alta mar, Vilmar tiene tiempo de sobra para dedicarse a sus pasiones.

Cuanto más se aprende, más se gana. Esas son palabras para poner en práctica. Si se esfuerza como técnico de distribuidor Cat y mantiene su mente abierta al aprendizaje, no se sabe cuánto puede ganar. En salarios, en aventura, en realización personal. Y, lo que es más importante, en respeto.

¿Nació para ser técnico de distribuidor Cat? Descúbralo ahora en CatTechJobs.com.