Carta a Mike Rowe

Estimado Mike Rowe,

¡Hola!  Mi nombre es Adam Crist y tengo 24 años. Crecí en una familia trabajadora de una pequeña ciudad de Savannah, Ohio, justo a las afueras de Ashland, Ohio.  Estamos a mitad de camino de Cleveland y Columbus, Ohio.  Me criaron donde necesitas a Dios, a la familia y un trabajo duro. El lema de mi familia ha sido "cuando comienzas algo debes poner lo mejor de ti para terminarlo bien".  Mi familia está compuesta por mis padres, Stan y Brenda, mi hermana, Amy, y mis abuelos de ambos lados.

Mi madre ha sido profesora de tercer grado y educadora diferencial durante 30 años. Mi mamá ha vuelto a la universidad para obtener su maestría en enseñanza; ha sido una mujer fuerte que nos ha ayudado a estudiar a mí y a mi hermana.  Aun cuando sabía que la lectura era difícil para mí, trabajó conmigo y encontró maneras para que disfrutara de la lectura escuchando libros. El año pasado estuvo libre de cáncer, ya que padece de cáncer de mamas. Incluso frente a esto no decayó, sino que volvió a sus alumnos de tercer grado y a su familia. La amo y la respeto mucho por motivarme en mis estudios, lo que me ha permitido avanzar en la vida hasta donde me encuentro hoy y hacia donde quiero llegar con este trabajo.

Mi padre también es un modelo en mi vida; no ha tenido mucho en la vida, abandonó sus estudios para trabajar en la granja y así poder ayudar a la familia.  Papá comenzó a trabajar en su lectura y en la certificación de soldadura mientras realizaba varios trabajos antes de empezar a trabajar para FE Myers durante 27 años. Mi padre siempre ha sido un hombre hábil con los problemas de construcción y fijación. Me demostró que si tienes un sueño en la vida es posible alcanzarlo si te esfuerzas. Ha comenzado su propio negocio, Crist and Son Excavating. Él lo hace todo. Puede desde construir casas hasta excavar estanques; ha obtenido experiencia en el levantamiento de casas, en la instalación de nuevos sótanos hasta en la reparación de paredes. A él le debo muchas de las habilidades, porque me impulsó a tener una actitud madura en la vida. Me enseñó que con trabajo duro se pueden alcanzar los sueños.

Mi hermana, Amy, ha seguido los pasos de mi madre y es profesora de pre-tercer grado. Está casada con Adam Wade y ha comenzado una familia; el año pasado me hicieron tío de una hermosa niña, Lauryn Ann. Adam y Amy siempre han estado presentes en mi vida, especialmente cuando necesito o no necesito consejos. Me apoyan en las experiencias de mi vida.

Con mi padre comenzó mi amor por trabajar en los equipos. Asistí a Pioneer Career and Technology Center en Shelby, Ohio, donde fui alumno de la clase de diésel industrial. Mi profesor, Darin Beal, ha sido un amigo de la vida, ya que su papá es pastor. (¡Qué pequeño es el mundo!)  Me ha formado una mentalidad de amor a la mecánica diésel. Como persona, lo considero mi mentor y alguien con quien me puedo relacionar. He permanecido en contacto con el Sr. Beal.

Siempre me han encantado los equipos pesados y comencé a buscar en las universidades. Encontré el programa de Caterpillar en Owens Community College. Para inscribirme en el programa, tuve que pedir que un empleador del distribuidor Cat me evaluara en la sucursal de Cleveland.  Todo se redujo a mí y a otro candidato para el programa universitario. ¡No me seleccionaron en ese momento!  Me mudé y fui a Owens mediante el Programa de John Deere. Me gradué con un diplomado en ciencias aplicadas mediante John Deere.  No fue fácil, pero lo logré con la ayuda de mi familia y tutores de la escuela.  Sabía una cosa, cómo estudiar, incluso si se trataba de un proceso lento y constante. Después de la universidad, hice realidad otro sueño: ir al oeste. Fui a través de un equipo de cosecha de John Deere, Strunk Harvesting, en Silver Lake, Kansas. Tres días después de graduarme, me fui y durante seis meses estuve cosechando campos entre Texas y el norte de Montana. Aprendí mucho mientras conducía cosechadoras y granos.  Después de la cosecha, llegué a casa y conseguí un trabajo en John Deere, en los equipos de cizalladoras, en Monroeville Ohio como vendedor de piezas y luego pasé al servicio. Me quedé en la empresa durante un año y me trasladé buscando crecimiento personal. En los últimos dos años me cambié de un trabajo a otro, para desarrollar mis habilidades y trabajar para otras cosas en la vida y para tener la dicha de alcanzar mis metas.

Siempre he amado todo lo que he hecho en la vida y sentía que había algo más allá afuera o un plan más grande para mí en la vida. No haber obtenido el trabajo en Cat Ohio en la universidad es un pesar que siempre he sentido y me he preguntado si esa era mi verdadera vocación en la vida. Como siempre he estado en contacto con mi "antiguo" profesor de la universidad, el Sr. Beal, lo contacté y me invitó a su casa donde conversamos durante varias horas sobre mis sueños y metas. El consejo que me dio fue la elección que tenía que hacer por mí, pero también me dio cosas en que pensar. En fin, unas semanas más tarde, decidí perseguir mi sueño de trabajar en Cat Ohio.

Una noche, mientras estaba sentado junto a mi familia les dije que quería perseguir mi sueño en Cat Ohio; con todo lo que han vivido son abiertos de mente y apoyan plenamente mis sueños. Fui a la sección de carreras de Ohio y expuse mi interés en Cat Ohio. Me emocioné cuando al día siguiente me contactó Jason Burns de Recursos Humanos de Cat Ohio. Comencé el proceso con su ayuda y ahora soy empleado de Cat Ohio. Puedo ver la oportunidad en esta empresa y me veo ascendiendo en ella. Esos sueños se han hecho realidad con trabajo duro. Puedo ver una larga carrera, ya que realmente se preocupan por sus empleados.

Le debo mucho de mi andar por la vida a Dios, a mis padres y a mi familia, que me han apoyado y me han permitido llegar a ser el hombre que soy. ¡El trabajo duro y un sueño son posibles en la vida!

 

Gracias por su tiempo,

Adam Crist